martes, 16 de octubre de 2007

A que no te atreves

A quitarme el orgullo con tu rótulo de fracaso,

Chivo-expiatándome por la muerte de tus sueños

A camuflar tu decepción bajo corbata.

Tapando tu pestilencia con fragancias en boga.


Tambien a orquestar el silencio de tu conciencia

Mediante artefactos que más le enmudecen.

Te desafiaría a ensuciar el goce de un beso,

Pero ya le has sumado al “combo rutina”


Intenta entonces reencantarme con tu acto

convencerme con tu libertad comerciada

sino mañana, cubriendote el rostro ipso facto

y circula hoy distinto, diciendo nada.


Te desafío ahora sistema paupérrimo

Sacándote en cara transgénicos ideales

por haber mutado al Edén en su más pésimo

encarnando el Apocalipsis en historias reales


Tal vez mis recuerdos de ahora serán hilarantes

Y rías mañana de mi avalentonada inocencia

Siendo cada letra un kilo en mi consciencia

Mas hoy me doy el capricho de poder replicarte.

"Konnishiwa de nuevo colegas, que màs vale hechar mierda a medio mundo, que quedarse sin decir, tragándose de paso, la mierda que nos pone en el plato el mundo".

1 comentario:

miminette dijo...

Esa frase sobre la mierda... Tienes toda la razón, aunque después haya que estar barriendo los desperdicios.


Que estés bien, chau!

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.